Cooperativa de Editores de la Furia

La Cooperativa de Editores de la Furia (CEF) es una organización que nace desde una práctica común de experiencia de trabajo solidario con la finalidad de colectivizar los esfuerzos que realizan distintas editoriales en torno a pensar la cultura en nuestra sociedad y la industria del libro. Entre algunos de los puntos que nos unen se encuentran:

  • Entendemos al libro y la lectura como un bien democratizador que posee relevancia esencial para la sociedad, pues es un canal de constante transmisión de conocimiento y fruición cultural.
  • Defendemos la bibliodiverisidad mediante nuestros catálogos y políticas editoriales, pues consideramos a la diversidad cultural como una dimensión esencial de la vida en sociedad y al libro uno de sus principales baluartes.
  • Fomentamos la lectoescritura y el acceso al libro y el desarrollo de la industria editorial, en particular en los espacios geográficos y culturales marginados, procurando generar conciencia de la importancia del libro en todos sus formatos y géneros para la formación integral de las personas.
  • Buscamos aportar políticas como actor central del debate público. Teniendo como lineamientos la necesidad de situar al libro y la lectura como un elemento vital para la educación cívica del país, incitando al Estado para que desarrolle un rol activo en este ámbito.
  • Promovemos una serie de políticas en atención a la comunidad mediata de lectores, basadas en fomentar la industria editorial nacional disminuyendo las brechas de acceso comercial al libro. Tales como: el precio fijo en tapa, creación de librerías estatales en regiones y en comunas periféricas para evitar el centralismo de los puntos de venta, el estímulo a la industria nacional mediante adquisiciones públicas focalizadas en autores nacionales por sobre las ediciones provenientes de casas editoriales transnacionales, la creación de fondos para traducciones originales de extranjeros con motivo de fomentar la traducción chilena y a su vez un fondo para las editoriales chilenas que deseen comprar derechos fuera del país, fondos, en definitiva que permitan internacionalizar la industria editorial y, en particular, medidas que permitan re-vincular al libro dentro de la comunidad y en las comunidades, procurando que el hábito de la lectura se vuelva una práctica común de interiorización cultural y no una excepción. Además de la defensa de un Premio Nacional anual y regional.
  • Creemos que el campo literario-cultural le pertenece a todos los actores vinculados al oficio. Esto nos motiva a defender tanto el derecho de los autores respecto de su obra, como el de la ciudadanía para tener mayor y mejor acceso a la lectura, procurando generar nuevas audiencias de lectura mediante presentaciones y ferias como la Furia del Libro.
  • Resaltamos la figura del editor como actor fundamental dentro del debate público y el mundo cultural para la creación, difusión y comercialización de contenidos. Como editores apostamos por construir catálogos que aborden diversas disciplinas del conocimiento y las artes, como son: Literatura, Ciencias Sociales, Artes Visuales y Escénicas, Patrimonio cultural material e inmaterial y audiovisual y de la literatura infanto juvenil -así como otras industrias creativas afinesde autores primordialmente nacionales.
  • Ofrecemos como Cooperativa de Editores de la Furia, un espacio de colaboración mutua para la participación de actividades nacionales e internacionales relacionadas a difundir y comercializar nuestros catálogos editoriales, la generación de seminarios y talleres de aprendizaje, y representación en los debates sobre las políticas del libro. Nuestra unión se basa en la complicidad ante el oficio editorial, las políticas relacionadas a la producción del libro y la construcción de catálogos.

www.editoresdelafuria.cl